2010 fue el año en el que me enamoré literalmente de la grandeza de Jean Paul Gaultier. El documental Le jour d’avant, de Loïc Prigent, me hacia descubrir un genio del tejido, los cortes, la provocación, pero también un hombre increíblemente interesante e inteligente, consciente de la importancia del arte en nuestra vida cotidiana y de su necesidad personal de recurrir a él para sobrevivir.

A la pregunta “¿Por qué creas moda?”, el diseñador contestaba “Creo que la moda es mi único modo de expresión. Siempre me ha apasionado, desde pequeño. Creo que la moda me ha permitido dialogar con las personas. Tal vez sea porque siempre he sido una persona muy secreta, reservada. Si no creara moda, no tendría un contacto tan sencillo con las personas. Por eso creo que la moda es una cosa vital para mí.”

Pues bien, creo que en su propuesta de alta costura primavera-verano 2011, el diseñador ha hablado, alto, claramente y de una forma…espectacular. Mensaje recibido, Jean Paul.

Advertisements