Odio la San Valentín. Seguramente sea porque siempre me ha tocado celebrarla sola o mejor dicho siendo totalmente soltera. Recuerdo muchas cenas “románticas” con amigas, llenas de ironía, risas y miradas sorprendidas de las parejas que nos rodeaban.

Este año, puede que cambie el asunto…o puede que no (nunca se sabe). La buena noticia es que la famosa fiesta llena de corazones consumistas nos trae este año una colección exclusiva de Lanvin que me encanta: tres accesorios exclusivos que solo se venderán en las boutiques de la firma. Cristales de Swarovski, satén negro y bordaduras de hilo constituyen la mini propuesta de Elbaz.  Así, cualquiera se enamora…;)

Bolso Amalia

 

Bolso clutch Ouloulette

Advertisements