La “auto evaluación” siempre me ha costado muchísimo. Me resulta muy difícil juzgarme a mi misma, verme a mi misma. Sé sacar mis defectos a la luz con bastante acierto (creo yo), pero en cuanto a mis cualidades, la cosa cambia radicalmente. Siempre ha sido así, siempre he sido muy exigente conmigo misma, y siempre me paro a analizar mis defectos y meteduras de pata.

Actualmente, estoy aprendiendo muchas cosas y viviendo un momento muy importante para mi. Intento hacer las cosas lo mejor posible, y creo que por fin he encontrado un trocito de mi camino. Al menos creo saber lo que quiero, y ya es mucho. Tal vez empieza a verme a mi misma con mayor claridad…Al final, la vida posiblemente se resuma a eso: encontrar el espejo adecuado.


No sabes lo que vales…y cuando lo sepas será demasiado tarde” – Maria José Salvarrey (mi madre)


Advertisements