Definitivamente, el tiempo forma parte de las cosas más importantes de nuestras vidas. Vivimos en función de el, observándole sin poder controlarlo ni pararlo. Siempre corre igual, de la misma forma, pero no siempre parece ir a la misma velocidad. Sometidos a el, hemos aprendido a organizarlo, asignándole unidades de medidas, para así intentar aprovecharlo, o malgastarlo. A veces, parece que nos falta. Otras, no sabemos muy bien que hacer con el.

Últimamente, no veo pasar el tiempo, y lo prefiero. Formo parte de las personas que necesitan rellenar cada segundo del día con cualquier actividad para sentirse bien. Prefiero el cansancio al aburrimiento, pero también necesito un poco de paz, momentos de tranquilidad, que me permitan observar un poco el tiempo, verlo pasar, saborearlo un poquito, como cada domingo…

Advertisements